Utilizar aceites esenciales en la magia

con No hay comentarios

¿Cómo se utilizan los aceites esenciales en la magia?

En un artículo anterior hablábamos del uso que se hace de los aceites esenciales para aumentar nuestro potencial en la videncia y en los rituales mágicos pero… ¿Cómo se utilizan los aceites esenciales para los rituales mágicos?

Imatge relacionada Aunque algunos intentan complicar las cosas hasta lo indecible, la verdad es que utilizar estos aceites requiere, sobre todo, conocer las propiedades mágicas de cada aceite esencial (cosa que explicaremos en un futuro artículo) y poco más.

En primer lugar, tenemos que tener claro qué objetivo perseguimos. A veces, en esta sociedad ultra-presionada, estresada, llena de carencias y deseos insatisfechos y, porqué no admitirlo, algo adicta a la comodidad y a la velocidad, tenemos tendencia a intentar un 20-en-uno, combinando de todo con la esperanza de que funcione para algo… un gran error.

Las cosas del espíritu (y la magia lo es) requieren su tiempo y su dedicación, y, porqué no decirlo, un poquito de concentración y esfuerzo. Así que, aunque de entrada decir que hemos de decidir primero qué queremos conseguir puede parecer una obviedad, escoger cuales son nuestras prioridades y ordenarlas puede ser la parte más complicada de todo el proceso.

Por ello, planteemos con calma qué es lo más importante para nosotros, y persigamos nuestros objetivos uno por uno.

Una vez nos hemos decidido, llega la hora de preparar nuestro aceite para el ritual.

Para ello, podemos comprar aceites ya preparados para rituales mágicos concretos, como éste aceite para la protección o éste otro aceite mágico para abrir los caminos o para atraer el dinero.

A medida que vayamos conociéndonos y conociéndolos mejor, podremos formular nuestras propias mezclas con soltura. Para ello, debemos escoger un aceite portador adecuado, en el que mezclaremos además otros aceites esenciales específicos para aquello que deseamos conseguir. Por ejemplo, unas pocas gotas de sándalo y patchouli en un aceite portador adecuado, es ideal para consagrar elementos mágicos (por ejemplo, para consagrar una baraja de tarot). La manera correcta de preparar nuestro aceite es añadiendo unas gotas de cada aceite esencial (los aceites esenciales son muy potentes) en una botella oscura con aceite portador y remover la botella (no utilizar varillas) en círculos suavemente en el sentido de las agujas del reloj. Una vez hecho esto, es importante etiquetar el aceite con su propósito (para qué lo vamos a usar) y la fecha de envasado. El aceite debe guardarse siempre en un lugar oscuro y fresco, y es mejor utilizarlo antes de que hayan pasado seis meses.

Si tu aceite necesita ser consagrado, éste es el momento de hacerlo. No todos lo necesitan, todo depende para qué va a utilizarse.

Hay muchas maneras de utilizar nuestros aceites para rituales mágicos. Uno de los más comunes es añadir unas gotas de ese aceite a una vela. Con ello, unimos dos grandes poderes: en la energía del fuego de la vela, unimos el simbolismo del color de las velas escogido para nuestro ritual con la intención del aceite esencial, lo que resulta en una combinación poderosa de energías.

Otro modo de utilizar estos aceites mágicos es poniendo unas simples gotas en determinados objetos, desde talismanes y amuletos a piedras mágicas u otros objetos mágicos, como barajas de tarot, por ejemplo. Un modo sencillo de atraer el dinero es poner una o dos gotas de aceite para atraer la fortuna en nuestro billetero o bolso, o mejor aún, en un billete que guardaremos en nuestra cartera.

Otra manera de utilizarlo es en la unción. Para ello, hay que ir con cuidado y escoger aceites que no sean irritantes (y también es importante conocer si el ungido tiene alergias a algunos aceites, por si acaso). Por ejemplo, las personas alérgicas a los frutos secos no agradecerán que utilicemos aceite de almendras dulces como portador. Una vez nos hayamos asegurado de que nuestro aceite no le hará daño por sus componentes, la unción transmitirá la energía del aceite a la persona ungida, que no tardará en notar sus efectos mágicos.

Recordad siempre que los aceites esenciales puros no deben aplicarse directamente sobre la piel. Ser demasiado ambiciosos o impacientes podría costarnos un disgusto. Los aceites son potentes, y unas pocas gotas en un aceite portador o comprar directamente un aceite ritualizado es la mejor manera de utilizarlos de forma segura. No por añadir más o por no diluirlos funcionarán mejor. Tenedlo presente y disfrutad de vuestros aceites mágicos con seguridad.

¿Os gusta nuestro trabajo? No olvidéis hacer clic!

Deja un comentario